Esta página utiliza cookies propias y de terceros para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

6 septiembre 2021

Consejos para que las cortinas te duren muchos años

No solo es cuestión de limpieza, hay otros factores de mantenimiento que contribuyen a prolongar su vida útil. Si quieres unas cortinas que duren mucho, estos consejos te van a resultar más interesantes. ¡No te los pierdas!

Elegir bien unas cortinas que duren mucho

Antes de detenernos en los consejos de mantenimiento, el primer factor que garantiza unas cortinas que duren mucho tiene que ver con el momento de la compra. Siempre te dará mejores resultados un modelo de calidad, de una marca de referencia. Por ejemplo, los tejidos técnicos (especialmente el screen) tienen cualidades que, por sí solas, contribuyen a alargar la vida de tus cortinas. Igual ocurre con los componentes y sus  materiales, asi como las fijaciones a techo y pared

También es importante que los mecanismos de accionado estén diseñados al detalle, entre ellos: los perfiles, las soldaduras y los elementos antiviento para cortinas exteriores. Cuanto más se adapten a las condiciones y características de la ventana donde se instalan, más cerca estarás de disfrutar unas cortinas que duren mucho.

Claves para un mantenimiento óptimo

Por muy simple que sea la limpieza, siempre intentando usar productos no agresivos, al final, la reiteración del proceso lavado acaba dañando las cortinas. Así que, para asegurar unas cortinas que duren mucho es imprescindible proporcionarles un mantenimiento adecuado y regular, de forma que evites al máximo tener que limpiarlas. Estos prácticos consejos te ayudarán a conseguirlo.

1. Constancia y eficacia en la rutina de mantenimiento

Unas cortinas que duren mucho necesitan que se les procuren unos cuidados mínimos cada 15 o 20 días. Además de esta rutina, ten en cuenta que es importante que reacciones inmediatamente cuando hay un problema. Por ejemplo, si se cae cualquier sustancia o líquido, limpia la mancha inmediatamente, no dejes que el tejido lo absorba.

De igual forma, si algún elemento de la estructura (la cadena, el manubrio, los topes…) falla o no funciona como debería, revísalo y arréglalo antes de que se estropee del todo o afecte al conjunto. Y, finalmente, no te olvides de los olores, ventilando lo suficiente para que no se adhieran al tejido.

2. Evitar el polvo y la suciedad

Las manchas y la acumulación de polvo u otras partículas en suspensión son dos de los principales enemigos de las cortinas. Además de optar por materiales que repelen el polvo o tejidos antimanchas, como mucho una vez al mes es conveniente pasar la aspiradora, con la boquilla y potencia adecuada. Otro electrodoméstico usado en cortinas que duren mucho son los limpiadores a vapor que, simultáneamente, eliminan la mayor parte de las manchas.

3. Tener en cuenta el desgaste de la exposición al sol

Parece algo incongruente que un objeto cuya función es proteger de las radiaciones solares tenga, a su vez, que cuidarse de estar expuesta a las mismas. Pero, de lo que se trata es, de nuevo, de elegir un material con resistencia al sol. Además, si la ubicación tiene una prolongada exposición a los rayos en las horas de mayor incidencia, opta mejor por colores claros.

En Gravent ya nos ocupamos de seleccionar cortinas que duren mucho, gracias a la excepcional calidad de los materiales en los que están fabricadas. En nuestra web puedes comprobarlo y consultarnos cualquier duda sobre su óptimo mantenimiento.

Compartir en:Pinterest
Te llamamos GRATIS

Escribe tu teléfono y te llamaremos

TeléfonoWhatsAppContactoPide tu presupuesto